Escape

Como el poeta que se escapa de la oficina
o la mujer de esa mirada que la jusga
o el oficinista que trabaja en casa, lejos del sueño de su infancia

El en un cafe se refugia
asi esconde por un rato su pobreza
En una esquina cualquiera
Sueña con el futuro que nunca llega

Si fuera por el habria elejido otra cosa
Pero nadie le toma la palabra como verdadera
Nadie una chance le da
Y ahora solo le queda ver esta sucia ventanta
en este bar
en esta esquina cuaquiera

Ningun vicio le basta
Hasta el peso le es esquivo, un vicio que nada da
Como si de alguna forma pudiera encontrarse de vuelta

Y el se escapa
Y si supiera hacia donde
Talvez dejaria de hacerlo
Pero solo le queda ser un poeta en un cafe cualquiera
Y es ahora la hora de volver a su destino
La hora del almuerzo ha terminado.