Sabado de madrugada

Sombras ya somos,
entre nosotros nos desdibujamos
Entre luces que ahora nos esconden
Entre gotas que se hacen complices

El sabado en un sueño,
Se transforma en un respiro
En un viento que busca suspiro
Y se hace domingo, se funden en un acto ya cotidiano

En la espera de las horas
Tos ojos delatan un cansancio
Que hace de mi acercamiento
Toda una obra de atrevimiento

En un sabado de otoño
Ya de madrugada
Nos encotramos
Esperando bajo la lluvia
Buscandonos decir, declarando en silencio
Las palabras que el viento suspiraba
En suaves caricias, en suaves besos
Y nosotros fuimos complices
Ese sabado de madrugada

Comments 3

Los comentarios están cerrados.