jugamos

Nos vimos
Con nuestros ojos bailamos
Con nuestra sonrisa
Haciamos un beso, y otro

Nada ya importaba
Ni el salario que no alcanza
Ni el reloj, que detemina esa tirania
Ni ese amor que nos buscaba

Pense un instante
Pero me quede, amandote
Porque tenerte, aunque sea un ratito
Es saber que estaremos jugando