sobre identidades y afines

Nota: No se si sera largo, pero hace rato que vengo pensando esto.

Una vez escuche sobre Satre y pense que decia cosas que yo pensaba. Un psicologo no sabia de esto y llego a la misma conclusion. No me pregunto tanto a donde voy, ya que no creo que mi generacion tenga esa idea en su concienca, sino me pregunto donde estoy, ya que nunca quiero quedarme en el tiempo, el legado es muy SXX.

Hablo mucho y me esucho demasiado, no porque me guste sino porque lo que digo lo defiendo, aun si es un error titanico, porque prefiero estar equivocado que acertado en un universo de hipocrecias.

Creo lo que yo llamo Argentina no es lo mismo que los de los 50 y 60 llaman Argentina, y lo mismo podria decir acerca de los politicos, la politica y la identidades. No se si sera mi Argentina o un mundo novo, pero ser diferente es el nuevo cool; cuando en realidad siempre lo fue, solo que la gente no lo sabia.

Recientemente vi un largo documental sobre violencia y terrorismo, mas alla del marketing propio de un documental, me pregunto cual es la diferencia entre esa generacion naturalmente violenta y participativa, ansiosa de un cambio profundo en lo politico y lo social y la mia, comprometida como ninguna pero tan pacifica.

Dejo de pensar un poco, me tomo un subte y me pregunto donde estoy: Es el unico del pais, mas alla de que la gente de cordoba habla de uno, pero la linea que me tome esta maravillosa, parece que no estoy donde estoy. Y me doy cuenta que este año, donde Videla es ya parte de la historia, el gobierno conservador gasta mas que uno de izquierda, porque le da un voto. Saco el celular y veo que en Chile Bachelet promete el 50% y solo consigue un 47 mientras que el ausentismo consigue ese deseado 50.

Me quedo pensando y talvez, mas alla de que todo no cambie, y si lo hace no es representativo de la realidad, y creo que nosotros no somos locos por creer que podemos cambiar el mundo, somos locos porque somos felices…

Ps: Remember, remeber 5 of November.