a train in a collision course

Nunca pensé que el día seria este día; siempre lo pensé pero nunca imagine que  la realidad se asemeje a ese pensamiento horrible. Alguien diría, con cierta verdad, que lo que no hay sucedido no es tema presente, pero yo le diría, que aquello que viene es ya parte de uno. Uno no puede cambiar algo que no controla, la frustración que a uno lo somete atestigua.

No quiero llorar, no quiero que sea verdad, no quiero pensar que esto esta sucediendo, pero se que en algunos meses sera ya tema de ayer, algo con lidiar, uno entre mil otros.

No se si tengo la fuerza para declarar lo que pasa y empezar ese recorrido, gris y solitario. Lo veo pero lo esquivo, buscando cambiar su resultado. En vano lo intento.

Es como un tren con un recorrido trágico, invisible hasta que no lo es. Ojala esto sea un delirio de altas horas, pero uno no quiere caer en la tentación de la negación, mientras sueña con el ayer, una forma de negar el presente.

Ojala, ojala…