Pensamientos varios

En este tiempo que es para uno y sus pensamientos, uno piensa que escribirá mucho mas. Pero por ahora he escrito poco y breve.

Me sucede con cierta frecuencia oler recuerdos, de tiempos pasados y lugares olvidados. Lo que me preocupa no es lo hermoso del hecho, ni el problema del recuerdo. No, todo eso es hermoso desde cualquier ángulo. El problema es acostumbrarse a eso, pensar que los olores seguirán viniendo, y es una seguridad llena de dudas.

Por otro lado, al estar uno solo tiene a pensar en todos aquellos que hacen de la vida algo con sentido. Y piensa en aquellas cosas que uno quisiera vivir con el otro, si los recuerdos le fallan a uno. Si bien siento progreso, me siento mas uno con muchos, también quisiera que algunas cosas cambien. Espinas del pasado, que no abandona su fortaleza, mas allá de mis titánicos esfuerzos para construir un mejor presente. Me doy cuenta, y me duele de solo pensarlo, que ahora yo nada podre hacer hasta que alguien venga y me ayude.

Sigo esperando que alguien me pregunte, y sigo creyendo en la ilusión de ser algo en la vida de los demás. Es lo único que me queda.